sábado, 22 de mayo de 2010

Picnic de otoño

 
El tronco del árbol es de pasta das y las setas son de fimo.



 Tras recoger unos cuántos níscalos llega la hora de almorzar... un poco de chorizo y queso, regado con un buen vino.....
Ésta es la última escena que tengo "terminada". El proyecto en el que estoy embarcada desde las navidades es convertir la casa Beverly en un bar restaurante de montaña, voy avanzando muuuuy lentamente porque también me he comprometido con mi hermana en hacerle los alfileres de la boda (os pondré fotos ya que son flores mini pero una vez haya pasado el evento, para no estropear la sorpresa).